Aún hay mucho que aprender de las grandes economías

El uso de los mecanismos de financiamiento siempre está asociado a las economías más activas, en el sentido de que los emplean habitualmente, para estimular la economía del país completo.

economia-mundial

Esto es porque el financiamiento hace que el dinero no se concentre en ciertas empresas o gobiernos, sino que genera un flujo continuo de efectivo que reactiva la economía.

Si el dinero está circulando, entonces hay más manos que hacen uso de él y el posible beneficio se generaliza más fácilmente.

En los últimos años se ha observado el creciente uso del leasing o arrendamiento financiero, que hace que los particulares y las empresas, más que adquirir vehículos, equipos o maquinaria para desarrollar sus actividades, los renten.

Esto hace que los gastos generados por este concepto cubran el uso del equipo, liberando el capital que se destinaría a hacer la compra para otros fines, estimulando el crecimiento de las empresas.

Por otra parte, el rentar por un cierto período implica que después de que expira el contrato, éste se puede renovar y volver a contar con maquinaria, vehículos o equipos nuevos, tantas veces como se contrate el esquema, haciendo que las empresas operen con lo más avanzado para cada nicho de mercado en que se desenvuelvan.

Dentro de este esquema de leasing, el que ha mostrado más movimiento es el arrendamiento automotriz.

Cifras arrojadas por reportes como el White Clarke Group Global Leasing Report 2015 permiten asociar características del leasing en países de todo el mundo, en donde se han podido recabar datos de uso del esquema del leasing.

El mayor uso se detecta principalmente en Estados Unidos, con un volumen de trescientos mil millones de dólares gastado en el leasing, seguido por China, Alemania, Reino Unido y Japón, que invierten más de setenta mil millones de dólares en este esquema.

leasing-report

México tiene una inversión aproximada de cuatro mil millones de dólares invertidos únicamente y en comparación con los países anteriores, se puede identificar una relación entre el nivel de desarrollo del país en cuestión con el uso del esquema de arrendamiento financiero.

Para relacionar la inversión dedicada con respecto al tamaño de las economías, el mismo reporte contiene una tabla en la que relacionan la cantidad de dinero invertido contra el Producto Interno Bruto de cada país, para colocar las inversiones en cuanto a una escala de cada país.

Este cuadro sitúa a estos mismos países con inversiones que fluctúan entre el 1.5% y 2.5%, en tanto que en nuestro país, el uso del arrendamiento financiero apenas llega al 0.4%

En los países en que el arrendamiento financiero se ha usado, ha probado ser un instrumento efectivo para impulsar el crecimiento de pequeñas y medianas empresas que no pueden acceder a créditos de otros tipos, pues las garantías que pueden ofrecer para respaldar los créditos son reducidas.

leasing2

En tanto que en el arrendamiento financiero, el bien que se renta es a la vez la garantía prendaria que respalda el financiamiento.

Como notarás, hay mucho por aprender, conocer y aplicar, lo interesante es que varios de estos mecanismos ya se encuentran en nuestro país, sólo falta “educarnos” para sacarles el mayor de los provechos.

Por lo que si estás emprendiendo o tienes una pequeña empresa lista para crecer, acércate al arrendamiento financiero; las sorpresas gratas pueden ser muchas.